COMO HACER UN BUEN TÉ:

LO MÁS IMPORTANTE ES LA TEMPERATURA DEL AGUA, LA CANTIDAD DE TÉ QUE SE ECHE Y EL TIEMPO QUE SE VA A DEJAR EN INFUSIÓN.

LA TEMPERATURA VARÍA SEGÚN EL TIPO DE TÉ QUE VAYAMOS A HACER. PARA LOS TÉS SIN FERMENTAR Y SEMIFERMENTADOS (VERDES, BLANCOS Y OOLONGS) EL AGUA DEBE ESTAR ENTRE 70ºC Y 80ºC,ASÍ NO QUEMA LA HOJA Y LA INFUSIÓN NO AMARGA.

HAY QUE RECORDAR QUE EL AGUA ENTRA EN EBULLICIÓN CUANDO LLEGA A 100ºC.

PARA LOS TÉS FERMENTADOS (NEGROS Y ROJOS) LA TEMPERATURA IDEAL SON 90ºC.

EN CUANTO A LA CANTIDAD RECOMENDADA UNA CUCHARILLA DE CAFÉ (DE LAS PEQUEÑAS LAS QUE SON UN POCO MÁS GRANDES) SUELE SER SUFICIENTE, MÁS COLMADA O MÁS RASA SEGÚN EL GUSTO  INDIVIDUAL. EN EL CASO DEL TÉ BLANCO SE HA DE SER MÁS GENEROSO YA QUE ES UN TÉ MUY VOLUMINOSO Y NECESITA UN POCO MÁS DE CANTIDAD.

CUANDO HACEMOS EL TÉ EN UNA TETERA EN VEZ DE EN UNA TAZA SE SUELE AÑADIR UNA CUCHARILLA EXTRA ”PARA LA TETERA”.

EL TIEMPO QUE SE HA DE DEJAR EN INFUSIÓN TAMBIÉN VARÍAN SEGÚN EL TIPO DE TÉ.

PARA LOS TÉS SIN FERMENTAR (VERDES Y BLANCOS) SE DEJA DE 2 A 3 MINUTOS.

PARA LOS OOLONG O SEMIFERMENTADOS LO IDEAL SON DE 3 A 4 MINUTOS.

PARA LOS TÉS NEGROS O FERMENTADOS SE RECOMIENDAN DE 3 A 5 MINUTOS.

PARA LOS TÉS ROJOS O POSTFERMENTADOS DE 2 A 3 MINUTOS SI ES EN HOJA, 30 SEGUNDOS SI ESTÁ PRENSADO Y SE RALLA PARA INFUSIONAR.

OTRA RECOMENDACIÓN IMPORTANTE ES PRECALENTAR LA TETERA O TAZA DONDE VAYAMOS A PONER LA INFUSIÓN PARA QUE ESTA NO PIERDA TEMPERATURA.

La historia del té: de China a Japón

Se cree que las primeras semillas para cultivo las llevó Dengyo Daishi, un monje que estuvo estudiando en China durante dos años, del 803 al 805 d.C., y que a su vuelta las plantón en las tierras del monasterio. Cinco años después sirvió una infusión de sus primeras plantaciones al emperador Saga, que ordenó se cultivase en 5 provincias cercanas a la capital, después de probarlo y le encantase.

Entre finales del siglo IX y el siglo XI, las relaciones entre China y Japón se deterioraron, con lo que el té dejo de ser valorado en la corte por tratarse de un producto chino. Sin embargo los monjes budistas japoneses siguieron consumiendo té para mantenerse despiertos y concentrados durante la meditación. A principios del siglo X||, la situación mejoró y un monje fue el primero en acudir a China, trajo consigo más semillas y la nueva costumbre China de beber té en polvo.

También trajo las enseñanzas de la secta Rinzai del budismo Zen. El consumo de té y las creencias budistas fueron evolucionando de manera paralela y, mientras los rituales asociados con el té en la antigua China desaparecieron, los japoneses desarrollaron una ceremonia compleja y única. Todavía hoy en día la ceremonia japonesa del té, cha-no-yu, implica un modelo definido de comportamiento diseñado para crear un silencioso interludio durante el cual el anfitrión y los huéspedes tratan de revitalizarse espiritualmente y alcanzar la armonía con el universo.

En 1906, Okakura Kakuzo escribió en su Libro del té que el "teísmo es un culto basado en la adoración de lo bello entre los hechos sórdidos de la existencia cotidiana. Inculca la pureza y la armonía, el misterio de la caridad mutua, el romanticismo del orden social". La ceremonia del té capta todos los elementos esenciales de la belleza artística y de la filosofía japonesa y combina 4 ideas básicas: la armonía (con las personas y la naturaleza), el respeto (por los demás), la pureza (de corazón y espíritu) y la tranquilidad.

Rooibos

El rooibos (Aspalathus linearis) es un arbusto de Sudáfrica tambien conocido como té rojo africano aunque no guarda relación con la camellia sinensis, es una planta diferente y por lo tanto no es té. Fue descubierta para el mundo por un emigrante ruso, Benjamin Ginsberg, y aunque es una bebida muy popular es especialmente valorada por los japoneses.Sus cualidades son múltiples, a continuación destacamos las más importantes:

Beneficioso para los trastornos digestivos e intestinales como diarrea, estreñimiento, gastritis, dolores de estómago, vómitos o nauseas. Ayuda a perder peso ya que equilibra los niveles de potasio y sodio, evitando la retención de liquidos. Por su contenido en calcio, magnesio y sobre todo fluor es ideal para los dientes y ayuda a cuidar nuestros huesos.

El aporte que porporciona de nutrientes antioxidantes como la vitamina C, los flavonoides y la quercitina ayuda a combatir los radicales libres que son los principales culpables del proceso de envejecimiento, del estrés y muchas enfermedades.

Es remineralizante y refuerza el organismo con minerales como el potasio, el calcio, hierro, magnesio y zinc.Por su efecto antioxidante y su aporte multimineral es ideal para deportistas que quieren reponer las sales eliminadas durante el ejercicio.

Mejora problemas cutáneos como eczemas, picazones, costras, dermatitis del pañal, irritaciones, alergias y urticarias. Su caracter antioxidante es el responsable. Actúa como un antihistamínico natural suave para las alergias sin causar somnolencia. O Mundo do Té - Té esparcidoAlivia los cólicos infantiles y su variada composición en minerales supone un complemento idel a la dieta infantil.

Equilibra el sistema nervioso por no contener cafeína y por ser rico en minerales como el magnesio, muy importante para el sistema nervioso. En cuanto a la forma de elaborarlo es muy fácil, 1 cucharadita por taza, agua a 95ºC y unos 5 minutos en infusión. Hay que destacar que frío está sabrosísimo y que al igual que el té combina con frutas, especias, chocolate...

Para el próximo día hablaremos de la historia del té y de como se ha convertido en la bebida más consumida despues del agua. entes y ayuda a cuidar nuestros huesos.

Introducción al mundo del té

El té es la bebida más consumida del mundo pero para apreciarlo hay que saber como tratar a cada tipo.

Hasta hace poco sólo conocíamos el de bolsita y se tomaba para problemas estomacales, afortunadamente en pocos años el té a granel se está introduciendo en el mercado y casi todas las ciudades tienen su establecimiento especializado.

El mío está en Coruña y desde este blog pretendo informar y asesorar a todo el que se esté iniciando, animandoos a que pregunteis las dudas que os surgan mediante el propio blog.

Para empezar hablaremos de LA PLANTA DEL TÉ:

el té (thea sinensis) es una planta perenne de la familia de las camelias. Los botánicos han identificado 3 variedades íntimamente relacionadas (el té de China, el de Assam y el de Camboya).

La camellia sinensis, el arbusto de China, alcanza una altura máxima de 2,5 a 4,5 m, aparte de en China tambien crece en el Tibet y en Japón. Soporta temperaturas muy frías y puede producir hojas, de 5 cm, durante 100 años. La camelia assamica se considera más bien un árbol, pues crece hasta los 13 o 18 m, con hojas de una longitud de 15 a 35 cm. Se cultiva en climas tropicales y tiene una vida productiva de unos 40 años. La variedad de Camboya, Camellia assamicasubspecies lasiocalyx, es tambien un árbol que alcanza los 4,5 m y que se usa principalmente en la producción de híbridos.

Las plantas de té se desarrollan mejor en zonas cálidas y húmedas, los climas más adecuados tienen temperaturas de entre 10 y 30ºC, una pluviosidad anual de 2000 a 2250 mm, y una altitud de 300 a 2000 m sobre el nivel del mar. La combinación de altitud y humedad favorece el lento crecimiento deseado; además, la calidad del té es mejor y su sabor más intenso si se cultiva a mayor altitud.

Para el siguiente día hablaremos sobre como hacer un té perfecto según el tipo que sea (negro, verde, rojo, oolong o blanco) y tambien comentaremos las características de cada uno...

La historia del té: las guerras del opio y el imperio del té.

El consumo creciente de té en Gran Bretaña suponía al país costosas importaciones, y China no tenía interes en la exportación que Gran Bretaña podía ofrecer: el algodón. En 1800 el opio solucionó el problema. Los chinos querían opio (a pesar de la ley china de 1727 que prohibía su importación), así que los británicos, y después los portugueses, empezaron a incluirlo en sus reservas locales. La Compañía Británica de las Indias Orientales cultivaba la droga en Bengala (entonces parte del Imperio Británico), la vendía a China a cambio de plata, a través de mayoristas de Calcuta, y luego pagaba con esa misma plata el té que compraba a los chinos.

A pesar de las sanciones, cada vez más duras, que el gobierno chino imponía por el consumo y la importación de opio, el comercio ilegal duró hasta que, en 1839, un oficial chino, Lin Zexu, depositó 20.000 cajas de droga cercana a Cantón, donde la marea la convirtió en fango inservible. Un año después , Gran Bretaña declaró la guerra a China y esta respondió con un embargo de las exportaciones de té.

Dadas las continuas dificultades con China, Gran Bretaña estaba considerando otras zonas para la producción de té. El norte de la India era muy prometedor, gracias al clima y a la altitud. La sorpresa fue descubrir en 1823 árboles autóctonos en el alto Assam; Charles Bruce, empleado de las Indias orientales, estableció allí pequeñas plantaciones y convenció a sus jefes (que creían que sólo las semillas de China eran de calidad) para que cultivasen la variedad del árbol Assam a escala comercial. El primer envío de té de assam llegó a Londres en 1838; la compañía de Assam se estableció en 1840 y pronto se expandió a Darjeeling, Cachar, Sylhet y otras regiones del norte de la India.

En la década de 1870 Ceilán tambien se convirtió en una de las principales áreas británicas productoras de té, después de que el cultivo de café se arruinase en la década de 1860 y los plantadores considerasen el té como la mejor alternativa. Uno de los pioneros fue James Taylor, cuyos esfuerzos ayudaron a que este cultivo se convirtiese en la principal exportación de Ceilán.
En la década de 1890 las importaciones de té de la India eran cada vez más importantes respecto a la de China, en 1939 apenas se importaba de China, fue a partir de la década de los setenta cuando el comercio de té entre ambos paises empezó a aumentar de nuevo.

Actualmente los principales mercados de China son Marruecos y estados Unidos; este último país duplicó sus importaciones entre 1978 y 1983 y hoy sigue aumentando sus compras.